¿Cómo evolucionó el hombre?
Este proceso de hominización empezó probablemente hace unos 18 millones de años, en algún lugar de Etiopía, Tanzania y Kenia. En ese momento se dio el “primer gran salto”, los primeros antecesores comenzaron a erguirse y a caminar en dos patas pero no de una manera constante. El precursor de estas teorías es Charles Darwin con su obra “El origen de las especies” y al ser leída por la esposa de un obispo esta le dijo: “Sr. Darwin usted dice que la gente desciende del mono, recemos para que no sea cierto, pero sí lo es, recemos para que nadie se entere.

99455_evolucionmonohombrepc.jpg

La evolución humana explica el proceso de evolución biológica de la especie humana desde sus ancestros hasta el estado actual. El estudio de dicho proceso requiere una búsqueda interdisciplinar en la que se aúnan conocimientos procedentes de ciencias como la antropología física, la lingüística y la genética.
El término humano, en el contexto de su evolución, se refiere a los individuos del género Homo. Sin embargo, los estudios de la evolución humana incluyen otros homininos, como Ardipithecus, Australopithecus, etc. Los científicos han estimado que los seres humanos se separaron de los chimpancés (son los únicos homininos vivos actualmente) hace entre 5 y 7 millones de años. A partir de esta separación la línea evolutiva comenzó a ramificarse originando nuevas especies, todas extintas actualmente a excepción de la que originó Homo sapiens.

Clasificación del proceso del hombre
Dentro de la clasificación de este proceso tenemos a:
· Driopitecos
· Australopitecos
· Homo Habilis
· Homo Erectus
· Homo Neanderthalensis
· Homo Sapiens
Los que debemos tener más cuidado de información son desde los homo erectus ya que desde ahí podemos ver que se dió una evolución notable aunque cabe recalcar que las otras también son muy inportantes debido al que ellas descubrieron el fuego, se dió la creación de armas y oros inventos que nos beneficiaron en grandes aspectos de cambio, como nuestra postura y el de caminar sobre dos pies.

Homo erectus
El Homo erectus es un homínido extinto, que vivió entre 1,8 millones de años y 300.000 años antes del presente. Los H. erectus clásicos habitaron en Asia oriental China, Indonesia. En África, se han hallado restos fósiles afines que con frecuencia se incluyen en otra especie, Homo ergaster; también en Europa, diversos restos fósiles han sido clasificados como H. erectus, aunque la tendencia actual es a reservar el nombre H. erectus para los fósiles asiáticos.
Era muy robusto y tenía una talla elevada, casi 1,80 m de medida. El volumen craneal era muy variable, entre 800 y 1200 cc. Poseía un marcado toro supraorbitario y una fuerte mandíbula sin mentón, pero de dientes relativamente pequeños. Presentaba un mayor dimorfismo sexual que en el hombre moderno.
La industria lítica que producía pertenece principalmente al Achelense y probablemente conocía el uso del fuego.

Hombre de Java
Entre 1891 y 1892 el médico anatomista neerlandés Eugène Dubois creyó encontrar el eslabón perdido hipotetizado por Charles Darwin al descubrir algunos dientes sueltos, una calota craneal y un fémur muy similar al del hombre moderno en las excavaciones paleontológicas que realizaba en el río Solo cerca de Trinil, en el interior de la isla de Java. Dubois publicó estos hallazgos con el nombre de Pithecanthropus erectus en 1894, pero más conocido popularmente como"El Hombre de Java. No será hasta 1940 cuando se atribuirán estos restos al género Homo.
Hombre de Pekín
En 1921 el geólogo sueco Gunnar Anderson descubrió un molar superior y un premolar inferior humanos. Desde 1926 el anatomista canadiense Davidson Black dirigió un equipo de investigación que realizó exitosas excavaciones en la zona; en 1927 fue encontrado un molar inferior con el que Black propuso la especie Sinanthropus pekinensis. En 1928 se encontraron dos cráneos y Black mostró como el Sinanthropus debía estar emparentado con el Pithecanthropus de Java. En la década de 1930, el anatomista y antropólogo físico alemán Franz Weidenreich y otros expertos completaron el descubrimiento de la colección más famosas de fósiles de H. erectus, cerca de Pekín, fósiles que en su conjunto recibieron el nombre popular de hombre de Pekín. Weidenreich fue quien reinterpretó en 1940 estos restos como Homo erectus pekinensis, una subespecie de Homo erectus.
200px-Homo_erectus_tautavelensis.jpg